Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Minientrada

Violencia y Criminalidad en Uruguay – Evolución

movil policia

El tema de la violencia y la criminalidad es multicausal. Se generan grandes dificultades a la hora de identificar qué es lo que genera violencia o criminalidad en el Uruguay de esta época, aunque es muy probable que estos fenómenos puedan ser asociados al curso civilizatorio de cada una al mismo tiempo que las etapas de cambio social que atraviesa el país.

Estos fenómenos son propios de la convivencia social entre seres humanos, por ello es imposible concebir una sociedad exenta de violencia y criminalidad. Por lo tanto, esto implica que siempre existieron y existirán este tipo de comportamientos, dependiendo las características de la sociedad y la época. será cómo éstos se expresen.

Con la culminación de la sociedad hiperintegrada y el comienzo de una nueva sociedad mucho más heterogénea como nunca antes había vivido el Uruguay, hemos asistido a un aumento acompasado de la violencia y el crimen.

En estos últimos lustros, el Uruguay no ha logrado solucionar los altos índices de pobreza, lo que generó un núcleo duro de población excluida. Sumado a esto, la típica construcción del grupo familiar se ha deteriorado en todos los niveles socioeconómicos lo que explica la inestabilidad familiar actual. Todo esto afectado también por los cambios demográficos que genera una sociedad avejentada y una dualidad en las pautas reproductivas de los jóvenes. En este sentido, mientras mejor posición socioeconómica, menor es la cantidad de hijos, mayor dependencia con la generación anterior y mayor nivel educativo y estabilidad laboral. En cambio, las personas de nivel socioeconómico bajo se caracterizan por el contrario: mayor cantidad de hijos, temprana independencia familiar, dificultades de acceso al mercado laboral y deserción del sistema educativo. Asimismo, existe una diferenciación cultural y territorial cada vez más grande, es decir se identifican claramente los barrios por características anteriormente señaladas. Esto contribuye a la concentración de la población entre iguales lo cual impide que compartan otros hábitos y pautas de comportamiento válidas.

En conclusión, se están generando dos sociedades dentro de una, separadas territorialmente, con una necesidad, cada vez menor, de interactuar en espacios comunes.

Por otra parte, el estado uruguayo no está logrando revertir el funcionamiento del sistema e incluso en algunos casos funciona en beneficio del mismo, estigmatizando y encasillando a la población. Todo esto se suma a la nueva etapa global que es demandante de éxitos materiales, haciendo muy difícil de superar los fracasos por el bombardeo de las pautas de consumo características de este sistema capitalista-consumista. Como consecuencia se crean fuertes estereotipos sobre la felicidad y cómo obtenerla, y por el opuesto, se define el fracaso. Los aspectos antes mencionados se

conjugan para influir al mismo tiempo en la relevancia que ha adquirido hoy día el tema de la violencia y criminalidad en la sociedad.

Percepción y Realidad

Como lo expresa José Luis Pimentel, coordinador de AECID en Uruguay: “Uno de los conceptos que puso sobre la mesa, y que fue retomado por otros expositores, es que la inseguridad subjetiva es tan significativa como el delito mismo, ya que contamina contextos de convivencia y genera desconfianza ciudadana.”

Siguiendo a lo anteriormente expresado, hoy en día entra en juego esta nueva variable. La misma se relaciona con la construcción social que hace la sociedad sobre qué tan segura o violenta es; en otras palabras, no importan los hechos sino la construcción social de lo que se siente.

El tema de la inseguridad en la sociedad uruguaya ha ido ocupando cada vez más notoriedad en el interés general, llegando al punto de observarse que para estas elecciones haya pasado a ser el tema prioritario a tratar.

Ahora bien, el estado uruguayo ha hecho esfuerzos –principalmente en el actual gobierno- para intentar luchar contra esta sensación, siendo un acto relevante la creación de un Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad que funciona en la órbita del Ministerio del Interior. Por tanto, se busca dar herramientas reales a la hora de discutir, se intenta hacer un contrapeso entre lo que la sociedad siente con respecto a los datos relevados objetivamente.

Me interesa señalar algunos datos del Estudio “Cuatro preguntas de importancia crítica acerca del problema de la criminalidad en Uruguay” del Soc. Donnangelo con datos al año 2005, para observar cuantitativamente el panorama de la violencia en el Uruguay. En primer lugar, lo más importante a resaltar es que “tres cuartas partes de los hechos delictivos que acontecen en el país, caen fuera del dominio de las conductas que suscitan mayor alarma pública”. En el mismo sentido se señala que: “La magnitud de la violencia letal en Uruguay es de las más bajas del continente”, pasando por el tamiz que es uno de los continentes más violentos del mundo. Otro dato significativo es el aumento de las tasas de procesamiento de las mujeres, que el Estudio logra hipotetizar que estaría dado por “el incremento en la tasa de homicidios perpetrados por una proceso de agravamiento de los conflictos domésticos y de violencia familiar”. Cabe entonces reflexionar que existe un aumento en la violencia interpersonal debido a motivos de convivencia.

En suma, “la masa de la actividad delictiva en Uruguay está formada por delitos contra la propiedad que no involucran violencia…” Estos tipos de delitos se encuentran en una tendencia ascendente durante los últimos veinte años. Ahora bien este aumento en los delitos no violentos podría estar correlacionado con un posible aumento de otras formas y clases de violencia más extremas, por lo cual es posible afirmar que si no se revierte esta situación, los hechos de esta naturaleza se incrementarán.

RESPUESTA A PREGUNTA DE EXAMEN DE LA FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES – LICENCIATURA EN CIENCIA POLÍTICA – MATERIA SOCIOLOGÍA DEL URUGUAY. 2009

Share

Leave a comment  

name*

email*

website

Submit comment