Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Posts tagged ‘Libros’

Minientrada

Americanismo y nacionalismo literarios inmediatos a la Independencia (en el Río de la Plata). Arturo Ardao.

    la foto (7) Fragmento de texto de: Arturo Ardao, La inteligencia latinoamericana. Universidad de la República. 1996. pp. 33-39.

 

«Americanismo y nacionalismo literarios inmediatos a la Independencia.

(…)

El concepto de “literatura nacional” fue puesto en boga por el romanticismo, sobreviviéndole luego; pero además de las motivaciones de escuela literaria, influyeron las de carácter político, en relación con el despertar de nacionalidades, fenómeno, por otra parte, propio también de la conciencia romántica. Este despertar fue muy vivo en Europa entre fines del primer cuarto y comienzos del segundo tercio del siglo, cuando más incitante frescura histórica ostentaba la sola palabra “nacional”: es decir, por las fechas precisas de la culminación de nuestra América de la guerra de la Independencia y la organización inicial de los distintos estados nacionales. More…

Minientrada

PARA SANTO Y SEÑA, LOS DE MI TIEMPO (1812-1831) (las divisas y un bigote)

 

Isidoro de María. Montevideo Antiguo. Tradiciones y Recuerdos. Tomo II.

Sable en mano y carabina a la espalda

Al Dr. Alberto Palomeque.

Departían amigablemente dos veteranos del ejército de su tiempo. Uno era del año 11, y otro del año 25, revistando ambos en el ejército el año 31. More…

Minientrada

Domingo Arena – Cuadros Criollos – Un baile en la frontera. Parte II – Final

Me despertó una fuerte bofetada de viento que había recrudecido de repente. En seguida oí un gran ruido cerca de mí, – un ruido de trilla -, era el baile que lo había olvidado en medio del sueño. Quedarme afuera se hacía insoportable, y a mi pesar tuve que entrar en la sala. More…

Minientrada

La Carlota entra en acción – Primer imprenta en la Banda Oriental.

(…)

La prensa, denominada La Carlota, y seis cajas de tipos (iguales a los de la Impressao Regia), llegó al reducto español el 24 de setiembre de 1810, conducida por Rafael de Paladios y dos tipógrafos portugueses que instalaron el taller en uno de los salones del Cabildo y prepararon las publicaciones.

Era una buena imprenta, provista de tipos españoles variados y en forma abundante. El tamaño de su prensa alcanzaba para dar una hoja de 31 x 43 centímetros, que era el tamaño casi único de los bandos, proclamas y gacetas extraordinarias. De acuerdo a lo resuelto por el Cabildo, la Gazeta de Montevideo aparecería semanalmente y se vendería a un precio moderado para que fuera accesible a toda la población. La recaudación se invertiría en obras de caridad o de utilidad pública.

Al hacerle donación de la imprenta al Cabildo de Montevideo, la Infanta Carlota dijo: “Yo os la remito para que uséis de ella con el decoro y la prudencia que os caracterizan”. El Cabildo reconoció, por su parte, que la prensa tenía “el noble fin de cimentar la opinión pública sobre sus verdaderas bases” y “fijar la verdadera opinión de los pueblos de este continente, publicando las noticias de nuestra península {España} y su verdadero estado político, que había tentado de desfigurar la Junta revolucionaria de Buenos Aires, para prevenir los ánimos a la ejecución de un proyecto de independencia”.

Respecto a la importancia que se atribuyó a la disponibilidad de una imprenta y a la que tenían las dos Gazetas como órganos de propaganda política en el Río de la Plata, surge nitidamente del intercambio epistolar espigado.

(…)

El fraile de la Orden de San Francisco, un pintoresco personaje, era un hombre dinámico, de gran actividad, con luces naturales y cultura suficiente para el cumplimiento de su función misonera. Constituyendose en el primer periodista uruguayo, actuó como escritor representando al grupo español reaccionario de Montevideo. En su papel se caracterizó como ardiente enemigo de las libertades y de la independencia de estas tierras. Servidor de la política carlotista en tierras platenses, en España fue acendrado partidario de Fernando VII. Ocupó los arzobispados de Santiago de Cuba, Burgos y Toledo. Sus escritos estaban trazados al impulso de las pasiones del momento.

El recuerdo que ha dejado Fray Cirilo en el Uruguay se ha identificado con la aparición del primer periódico de raíz hispana, aunque no con los motivos de su obra ni con la calidad de ella. Fray Cirilo murió en España como Cardenal Primado de Toledo.

(…)

DESDE LA ESTRELLA DEL SUR A INTERNET. HISTORIA DE LA PRENSA EN EL URUGUAY. DANIEL ÁLVAREZ FERRETJANS