Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Posts tagged ‘desarrollo’

Minientrada

El Fracaso Escolar.

Les dejo lo que me pareció interesante de una charla dada por el  Dr. Bernard Charlot, en la cual habla sobre el tema del Fracaso Escolar. la pueden encontrar entera acá

Es cierto que siempre hubo, y siempre hay, alumnos que tienen dificultad para aprender. Alumnos en dificultad y situaciones de fracaso, yo sé lo que son. Pero cuando hablamos de fracaso escolar en el debate público, no está muy claro de que se trata. More…

Minientrada

El trabajo de los uruguayos y el Estado.

Minientrada

Continuidades y quiebres en relación al Consenso de Washington durante el viraje hacia la izquierda procesado en A. Latina y Uruguay.

Comencemos por contextualizar el pensamiento económico y el rol del Estado en las décadas previas al período de cambio en la orientación política y económica en la Región y en particular, en Uruguay. More…

Minientrada

Aspectos de la configuración estatal latinoamericana durante el siglo XIX

 

Vamos a comenzar definiendo y explicando brevemente el desarrollo del concepto “Estado” y sus elementos y modalidades, así como la diferencia con otros conceptos tales como Gobierno y Nación, para luego vincularlo con la fundamentación de su incidencia en el nivel de desarrollo posterior de la Región.

More…

Minientrada

Sobre la Ley de Ordenamiento Territorial.

Entrevista realizada por la diaria el día martes 17 de junio de 2008, al arquitecto Roberto Villamarzo Director Nacional de Ordenamiento Territorial.

A continuación fragmentos de la entrevista:

(…)

– Uno de los grandes temas es que el país está “vaciado” en algunas zonas. Hugo Gilmet en su libro Proyecto de ley de ordenamiento territorial las denomina “regiones perdedoras” ¿Cuál es la situación actual del territorio uruguayo y qué se propone para revertir esa situación de territorios vacíos a pesar de su potencial productivo?

– En nuestro país tenemos mucha dificultad para aplicar políticas territorializadas. se tiende a pensar abstrayendo el espacio en un punto, los universitarios tenemos mucha responsabilidad en eso. En muchas publicaciones académicas no existe el territorio, está en un punto en el espacio que no se sabe dónde es. Es como que todo el país estuviera concentrado en un punto abstracto, no hay territorialidad. Entonces, las políticas no se aplican concibiendo las diferencias del territorio. La información es muy difícil de construir porque tampoco está territorializada. El Instituto Nacional de Estadística (INE) el máximo nivel de desagregación que tiene para muchas cosas es el departamento. Pero, en Salto, por ejemplo, hay dos departamentos bien distintos. Ni la concepción, ni en la aplicación de políticas se conciben diferencias territoriales, en casi una construcción cultural que hay que plantear. Las políticas públicas en nuestro país se han caracterizado por gestionar a demanda: el gobernante escucha, atiende demandas y en el mejor de los casos aplica políticas en función de su programa político, de su sensibilidad. Otras las aplica con base en sus intereses, lo cual vuelve muy imprevisibles las políticas. el desafío que plantea el ordenamiento territorial es gestionar por planes, lo cual acota la arbitrariedad del gobernante, da reglas claras y certezas jurídicas a los agentes, personas, emprendedores e inversoares.

– ¿Ésa es la concepción contemporánea de lo que debe ser el ordenamiento territorial?

Exacto. La concepción actual es que el ordenamiento pasa por planes para actuar. Planes que implican que el gobierno quiere llegar a algún lado y que ese plan se concrete. Al mismo tiempo no son planes que definan como un retrato la sociedad del futuro, sino que son guías para la acción. Y tienen necesariamente un mecanismo de vigilancia y monitoreo de la sociedad, para ir ajustándolo e ir haciéndole revisiones. Ésa es la concepción moderna del plan, por eso lo más importante es la elaboración, porque implica conocer la realidad y que la sociedad tome decisiones.

Segregación Socioespacial

(…)

– Así como el país esta dividido en zonas pobladas y vacías, de acuerdo con Gilmet, en Montevideo hay una situación de desequilibrio: se consolida una sociedad urbana fragmentada de la cual los asentamientos, en un extremo, y los barrios privados en el otro, son algunos de sus signos más evidentes. ¿Qué plantea la ley en relación a este panorama social?

– La ley no es un plan, es una caja de herramientas jurídicas para los gobiernos, que se pueden utilizar para atacar la segregación socioespacial y el vaciamiento de las áreas centrales servidas. Tenemos un país de baja densidad, pero es más grave la baja densidad en nuestras ciudades y el crecimiento de la periferia. En el área metropolitana, que es donde ese fenómeno es muy visible, tenemos un 8% de deriva de población – corrimiento como dicen los demógrafos- cada diez años, en los últimos cuarenta años. Se van de las áreas centrales servidas a la periferia, por ejmplo, del centro de La Teja a la periferia de La Teja. Del centro de la Unión a la periferia de la Unión. Tenemos una deriva permanente que vuelve insostenible la ciudad, porque tenemos infraestructura y equipamiento de primer nivel y no los estamos usando en su plenitud: dejamos las buenas habitaciones del frente de la casa vacías, y nos vamos a vivir a un ranchito en el fondo del terreno. Eso es lo que estamos haciendo a escala de las ciudades.

(…)

Policía territorial

(…)

– Uno de los puntos es que baja de 30 a 5 años el plazo para hacerse de un inmueble ocupado mediante el instituto de la prescripción adquisitiva (si la familia está por debajo del nivel de pobreza y el propietario no reclama el terreno)

La espada de Damocles del propietario es que en cinco años lo puede perder, entonces lo tendrá que cuidar y buscar la forma de ponerlo en el mercado formal con toda la legalidad.

(…)

La imposibilidad de una isla.

– El sector turístico puso el grito en el cielo porque no van a poder existir áreas residenciales de mas de una hectárea (10 mil metros). Incluso hubo quien dijo que esta ley era un “atentado”

– Estuve con la Liga de Maldonado y Punta del Este… La ley fue muy madurada y discutida. Este literal polémico es un numeral de un artículo que fue incorporado en sala, con todos los problemas que esto puede traer, porque no fue discutido. No se previeron todas las consecuencias. La idea detrás son los valores de la calle como integradora, y la necesidad de que haya espacio público y no enormes islas de espacio privado, los barrios cerrados, por las consecuencias que tienen desde el punto de vista social y urbano. Fue pensada para el espacio urbano, y no se tuvo a la vista las consecuencias que podría tener para otras formas de urbanización fuera de la ciudad. (…) Encerrar sectores ricos, pobres o intermedios en un lugar, encerrar sectores de uniformidad social en grandes sectores del territorio genera conflicto, tensión social e inseguridad. (…) Seguramente se corrija para permitir esas formas de turismo costero. Un caso emblemático es Villa Serrana, es una forma de turismo residencial, pero hay calles públicas, cualquiera puede entrar y salir sin problema.

(…)

– En resumen, ¿cuáles son los aspectos más innovadores?

– Creo que los hemos tocado todos. Hemos hablado del rol de la descentralización, los centros de la transformación democrática del Estado, esta ley es un eslabón bien importante en esa cadena, que va a depender mucho de los gobiernos departamentales. Y el otro aspecto son las herramientas para actuar en la fluidez del mercado de suelos.

– Cuál sería la ideología detrás de todo esto, ya que las ciudades se organizan en torno a ideologías.

  • Que la sociedad uruguaya tiene madurez como para tomar decisiones sobre los terrenos y que el interés general puede, sin avasallar los intereses legítimos individuales, avanzar articulándolos y generar condiciones para el desarrollo.
Minientrada

La población de Uruguay en las próximas décadas.

playaNoticia publicada en la diaria, el día 04/set/2008, bajo el titulo “Escenarios posibles. Analizan posibles consecuencias de un laissez faire demográfico”

A continuación fragmentos de la noticia:

(…)

Durante esa primera instancia se debatió en torno a un documento base del demógrafo uruguayo Juan José Calvo, denominado La población del Uruguay en las próximas décadas. Una visión, dos escenarios y diez preguntas para debatir.

¿Es necesario incentivar el crecimiento demográfico? ¿Debemos buscar reconstituir la estructura por edades de la población? ¿Hay que fomentar el regreso y vinculación de los uruguayos en el exterior? ¿Se debe promover el retorno al medio rural? Éstas son algunas de las interrogantes planteadas por el demógrafo.

(…)

“la emigración internacional se ha tornado, dolorosamente, una sangría permanente de personas, mayoritariamente de jóvenes con preciadísimos recursos (entre ellos, el espíritu emprendedor y la capacidad de enfrentar desafíos)”, dice.

Por otra parte, hace referencia a la “segunda transición demográfica” – anteriormente mencionada por Wanda Cabella -, que se caracteriza por más divorcios, menos nupcialidad y nacimientos en uniones legales, cambios en la formación de las parejas, diversificación de los arreglos familiares y la caída de la fecundidad por debajo del nivel de reemplazo. Explica que nada de eso es bueno o malo en sí mismo. “De hecho, muchos de estos cambios son expresiones agregadas de eventos demográficos que reflejan avances en el ejercicio de los derechos humanos”, dice y apunta que lo negativo surge cuando las políticas no son capaces de responder a esos cambios por falta de diagnóstico, de análisis, o por terquedad en negar el conocimiento existente sobre las transformaciones, o por falta de imaginación y osadía para plantear escenarios diferentes de los que resultarán si lo que predomina es el laissez faire demográfico.

Algunas cifras.

Del informe de Calvo se desprende que la pequeñez demográfica del país se acentuará en el futuro. Los uruguayos serán cada vez menos con relación a la población mundial.

(…)

Postales demográficas

(…) Calvo plantea dos escenarios posibles: si Uruguay no modifica su matriz productiva y no implementa políticas de población, tendrá un crecimiento bajo, incluso negativo. La población se concentrará en la franja costera y la familia se modificará radicalmente.

(…)

Un trabajo reciente firmado por Adela Pellegrino y Calvo establece: “El futuro está en construcción y es posible tener políticas de población activas. Los uruguayos no nos imaginamos como una nación poderosa por el número de habitantes, aunque podemos proponernos una sociedad equitativa, educada, creativa y con proyectos de futuro. Y, por qué no, una población diversa y cosmopolita, que sea capaz de asimilar de manera positiva la diversidad. Uno de los desafíos es la conversión del país pequeño en una virtud, subrayando la calidad en cada uno de los planos de la vida social”

(…)

Minientrada

Sobre el modelo de desarrollo implementado en Uruguay en los últimos lustros

puesto frutas

El hecho fundamental ocurrido en el mundo que obligó a un nuevo modelo de desarrollo en Uruguay fue y es la llamada “globalización”i, que generó varios cambios de puntos de vista con respecto a la construcción del desarrollo y dio lugar al surgimiento de un nuevo problema, el de: ¿Qué hacer con la globalización?

Como lo expresa Stiglitz en su libro titulado “El malestar en la globalización”: “La globalización ha reducido la sensación de aislamiento experimentada en buena parte del mundo en desarrollo y ha brindado a muchas personas de esas naciones acceso a un conocimiento que hace un siglo ni siquiera estaba al alcance de los más ricos del planeta (…)” más adelante el autor muestra un aspecto que se contrapone a la fortaleza: “…la globalización no ha conseguido reducir la pobreza, pero tampoco garantizar la estabilidad. Las crisis en Asia y América Latina han amenazado las economías y la estabilidad de todos los países en desarrollo.”ii

Esta nueva configuración mundial también ha generado un estado de riesgo e incertidumbre tal, que caracteriza a esta etapa de “modernidad avanzada” en la que vivimos y esto se debe a la velocidad de los cambios que se dan en todas las áreas sin precedentes.iii

A continuación expondré los rasgos más sobresalientes de la evolución del modelo de desarrollo uruguayo:

A principios de los 60, el modelo de desarrollo Batllista llegó a su fin, empezaba un nuevo paradigma y era el del crecimiento hacia “afuera”, el del Uruguay insertado en el mundo. Este paradigma se puso en práctica en el peor corte democrático del Uruguay en su historia, finalizada la dictadura, la mayoría de los autores remarcan un continuismo en el área económica del ya fracasado modelo. Es decir, se llegó a un punto de aceptación de la crisis del desarrollo y se adoptaron medidas continuistas de corte “liberal” económicamente hablando. Siguiendo a Olesker en este punto: “…apertura financiera y la plena libertad de movimientos de capitales en el sistema, así como la libre fijación de tasas de interés; por otro, la liberalización en materia de precios y fijaciones administrativas; en tercer lugar la orientación explícita de los apoyos al crecimiento en función de su perfil exportador”.iv A su vez, hay que agregar la supresión de los consejos de salarios, plebiscito del 92 sobre la privatización de las empresas públicas, reducción del aparato estatal, por ejemplo: imposibilidad de contratar nuevos funcionarios públicos; y por último, la reforma educativa.

Cabe explicar que en el período dictatorial fue implementando un nuevo sistema que buscó la reinserción internacional del país mediante la jerarquización de las actividades financieras especulativas, optándose por la dolarización de la economía uruguaya. Este modelo denominado por Olesker “concentrador y excluyente” se dejó de implementar

en su estado más puro con la restauración democrática, sin embargo, algunos aspectos del mismo fueron mantenidos por los nuevos gobiernos democráticos.

En los 90, por el contrario, el Uruguay alcanzó altos niveles de desarrollo humano (PNUD) con amplios logros en educación y salud (mortalidad infantil, esperanza de vida) siempre teniendo en cuenta que el Uruguay contara históricamente con buenos indicadores en casi todos los ámbitos de desarrollo humano, debido gran parte a las políticas tomadas en el principio de siglo XX.

Continuando con las características de este modelo, en el área laboral ocurrieron profundos cambios. Si bien se lograron trabajos más calificados con mayores remuneraciones, los trabajos que no se encontraban en esa categoría, tuvieron un deterioro salarial provocando una brecha importante en la distribución de los ingresos.

Interesa destacar que el Uruguay de la época postdictadura logró un crecimiento en el ámbito económico y en el mantenimiento de los altos niveles de desarrollo humano tal como se venían dando, con la excepción de que los niveles se mantuvieron o mejoraron no de manera muy significativa.

En conclusión, se comienza a deteriorar la característica homogeneidad del Uruguay Batllista, ya que empiezan a existir dos patrones opuestos dentro de la sociedad, es decir, personas con altos ingresos debido a su inserción en el mundo globalizado que cuentan con buen nivel educativo y por consiguiente, mejor acceso a trabajos de calidad y bien remunerados. La otra cara de esta realidad se constituye por personas con bajos ingresos ya que no permanecieron ni avanzaron en el sector educativo, por lo cual tampoco accedieron al mundo laboral calificado y con salarios significativos.

En última instancia, lo que diferencia a los distintos puntos de vista es la manera en cómo administrar la generación de recursos de este sistema, ya que por sí mismo no genera equidad sino solamente crecimiento. También hace viable la formulación del cuestionamiento que plantea Real de Azúa: ¿”Desde dónde” depende y “hasta dónde” todo puede ser mejorado y promovido por el abnegado esfuerzo de nosotros mismos?v ya que la nueva configuración mundial permite y al mismo tiempo limita el grado de acción de los estados.

Las perspectivas de análisis son: una que se centra en el estudio de la economía y el mercado laboral en la cual se parte de la base en que nos encontramos subordinados por las potencias centrales que son las que lideran el proceso de desarrollo capitalista, llevando a nuestro país a funcionar en consecuencia, desregulando nuestra economía en pos del mantenimiento del sistema que genera beneficios a las sociedades centrales.

Otra se basa en la sociedad del riesgo e incertidumbre, en donde la dinámica de lucha de clases es sustituida por la distribución de los riesgos, observándose una dualidad en la aceptación de transformaciones y en la forma de implementarlas.

Y por último, los que consideran al conocimiento como factor clave en la diferenciación para el desarrollo, en la cual ven al trabajo basado en la mente y no en la manualidad, dado que lo que vale es el saber.

i Es mencionada por Daniel OLESKER, en: “Crecimiento y Exclusión”.

ii Joseph E. STIGLITZ, Capítulo I, “La promesa de las instituciones globales”.

iii Es mencionada por Francisco PUCCI, en “Sociedades de riesgo y mundo del trabajo contemporáneo”

iv Daniel OLESKER, “Crecimiento y exclusión”.

v Carlos REAL DE AZÚA. Los males latinoamericanos y su clave: Etapas de una reflexión. Pp 42.

Respuesta a examen de Sociología del Uruguay, Facultad de Ciencias Sociales 2009.