Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X

Posts tagged ‘ciudadanía’

Minientrada

Las Empresas Públicas

ancapUTE, ANTEL, ANCAP empresas creadas por el Estado, son Entes Autónomos pero en realidad obedecen muchas veces a las necesidades del Gobierno Central, transfiriendo utilidades es decir ganancias para mantener otros gastos.

Hoy vamos a hablar de la relación de las Empresas Públicas con sus dueños, el ya sabido “todos nosotros” y especialmente del “rendir cuentas” de los jerarcas de esos entes y a quienes deberían defender.

More…

Minientrada

Pierre Bourdieu: el mundo de la política.

“El mundo político se cerró poco a poco sobre si mismo, sobres sus rivalidades internas, sus problemas y sus apuestas. More…

Minientrada

La censura a los medios y Stuart Mill

 

 

“El juicio se ha dado a los hombres para ser aplicado” Stuart Mill

 Por estos días el Poder Ejecutivo lanzo algunas medidas en un documento llamado ESTRATEGIA POR LA VIDA Y LA CONVIVENCIA  con el fin de combatir la violencia y la delincuencia en general.  More…

Minientrada

SOBRE LA LIBERTAD – JOHN STUART MILL.

 

El objeto de este ensayo no es el llamado libre arbitrio, sino la libertad social o civil, es decir, la naturaleza y los límites del poder que puede ejercer legítimamente la sociedad sobre el individuo, cuestión que rara vez ha sido planteada y casi nunca ha sido discutida en términos generales. More…

Minientrada

El trabajo de los uruguayos y el Estado.

Minientrada

El Ejemplo de la Boyada

Cuenta una leyenda que, “hay en la tierra, y hubo siempre treinta y seis hombres rectos que  no se conocen entre sí y son muy pobres. Si un hombre llega al conocimiento de que es uno de ellos muere inmediatamente y hay otro, caso en otra región,  que toma su lugar. Son nuestros salvadores y no lo saben.”

Sin lugar a dudas, que este tipo de personas existen en todas partes, que intentan como pueden ser mejores cada día a pesar de la falta de todo, o diciéndolo de otra manera,  no tener lo que tienen  otros.
Estos párrafos surgen debido a una recorrida que con Fitzgerald Cantero y Nicolás Ortiz realizamos  por un barrio montevideano que al nombrarlo seguramente no sepan ni en dónde queda, ni siquiera que exista. La Boyada le dicen.
Ahora bien,  si alguno de ustedes es alguno de esos hombres o mujeres interesados en mejorar el lugar en el que habitan,  ya saben muy bien de lo que voy a hablar y ya saben también cuáles son sus problemas y muy probablemente también tengan sus soluciones.
Cuando uno recorre por esos barrios a uno le parece que la razón quedó afuera, uno casi inconscientemente se pregunta cómo puede ser que viva gente literalmente entre la basura, niños jugando entre la mugre, sin saneamiento, en calles de tierra, rodeados de moscas, algo muy parecido a esos purgatorios que nos pintaba el Dante, pero a veinte minutos del centro de Montevideo.
A pesar de eso existe algo más asombroso, y es que se ve totalmente lo opuesto en las personas que están preocupadas por su barrio, con ideas, proyectos (hasta de construir un puente), te comentan todas las puertas que han tocado, conocen las incoherencias de las pocas obras que allí se realizan pero luego les entra una resignación en su andanada de proyectos. Obviamente es la respuesta esperable, nadie les da pelota, y sin embargo siguen con las mismas ganas de siempre de meterle para adelante.
Y ese es mi mayor temor, que pasa si un día se resignan, y si les gana la resignación,  el día en  que vivir entre un basural sea verlo como su propio entorno, como lo normal, lo natural, de que los políticos son puro cuento, que la Intendencia no soluciona nada, el Estado menos, de que bajen la cabeza.
Y lo mismo pienso en los funcionarios del Estado, en los políticos, en aquellos locos que piensan en cambiar realidades y salvar el mundo, que pasaría si un día dejan de pelearla.
Nuestra responsabilidad es que sigan naciendo muchos salvadores y removedores de realidades, en aquellos perdidos barrios, en todos los barrios del Uruguay y en nuestros políticos, en el Estado y en la sociedad toda.
Eso sí, solo con el ejemplo en la acción lo lograremos. Hay que empezar a cambiar cabezas y demostrarles a aquellos que están sentados al costado del camino tomando mate, de que si uno lucha por mejorar al final lo logra.
Así el día en que La Boyada esté iluminada por la noche y sea como Pocitos, sea por aquellos que nunca se dieron por vencidos.
Minientrada

El concepto de ciudadanía y su articulación con el concepto de representación política según la definición de Cotta

Trabajo realizado para la Facultad de Ciencias Sociales.
Antes que nada pongamos en claro el concepto de representación política del autor mencionado: “una relación de carácter estable entre ciudadanos y gobernantes por efecto de la cual los segundos están autorizados a gobernar en nombre y siguiendo los intereses de los primeros y están sujetos a una responsabilidad política de sus propios comportamientos frente a los mismos ciudadanos por medio de mecanismos institucionales electorales” 1
El origen del concepto de ciudadanía: La teoría contracutalista, ubica al Estado como resultado de un contrato consensuado y realizado por las personas, que viendo “la ausencia de un juez común que posea autoridad sitúa a todos los hombres en estado de naturaleza” deciden dar al Estado el rol de la “institución” 2 titular del Poder, asimismo este Estado titular del poder esta ejercido por los gobernantes elegidos por el resto de los ciudadanos. Estos ciudadanos ceden su poder individual, a uno colectivo y representativo que sea capaz de ofrecer seguridad individual justa y para el conjunto de los ciudadanos. En otras palabras el poder político legítimo radica en el contrato, generando una relación de confianza.
Este poder es ejercido por el Estado dentro de los límites de un territorio donde se encuentra la población. A modo de ejemplo práctico de este contrato entre personas es la Constitución uruguaya que indica que son ciudadanos aquellos nacidos en el territorio o los hijos de padres nacidos en el Uruguay, siendo los derechos y obligaciones inherentes al ciudadano la capacidad de ser elector o elegible y participar en la función pública (arts. 75,76,77)
Volviendo a la teoría y dejando una definición clara, “la ciudadanía es aquel estatus que se concede a los miembros de pleno derecho de una comunidad. Sus beneficiarios son iguales en cuanto a los derechos y obligaciones que implica.” 3
La institución clásica en donde se representan los ciudadanos, es en el parlamento cuya principal característica es la falta de consenso y que los integrantes son elegidos mediante el voto. El “contrato” establecido entre representado y representante básicamente se entiende por, la libertad del representante de actuar según el interés propio y en el interés del representado en un tiempo determinado por el ciudadano, rindiendo cuentas al final de este, en donde el representado evalúa la actividad del representante mediante el acto eleccionario.
En suma, la idea de ciudadanía y representación a mi entender surgen en el mismo instante, ya que para que existan ciudadanos es necesario “ceder” el poder a alguna institución y esta institución va a estar integrada por una parte de los ciudadanos que para lograr legitimar la institución tienen que representar a toda la ciudadanía y rendirle cuentas a esta.
Bibliografía de referencia especifica:
• COTTA, Maurizio. Parlamentos y representación. Cap. 7.
• MARSHAL Y BOTTOMORE. Ciudadanía y clase social. Pp. 22 a50
• KORZENIAK José. Primer Curso de Derecho Público. Derecho Constitucional.
Notas:
[1] COTTA, Maurizio. Parlamentos y representación; Cap. 7. Pp. 272.
[2] VARNAGY, Tomas. El pensamiento político de John Locke y el surgimiento del liberalismo. Pp. 54
[3] MARSHAL Y BOTTOMORE. Ciudadanía y clase social. Pp. 37.