El carácter social de la educación según E. Durkheim

La educación es la accion ejercida por las generaciones adultas sobre aquéllas que no han alcanzado todavía el grado de madurez necesario para la vida social. Tiene por objeto el suscitar y desarrollar en el niño un cierto número de estados físicos, intelectuales y morales que exigen de él tanto la sociedad política en su conjunto como el medio ambiente específico al que está especialmente destinado.

No existe, sociedad alguna en la que el sistema educacional no presente un doble aspecto: ea a la vez, único y múltiple. Es multiple por que hay tantos tipos diferentes de educación como capas sociales diferentes hay en cada sociedad. Es evidente que la educación de nuestros hijos no debería depender del azar que les ha hecho nacer aquí o alla, de tales o cuales padres.

Pero, aun cuando la conciencia moral de nuestro tiempo hubiese obtenido la satisfacción a la que aspira, no por eso la educaciòn se tornaría más uniforme. Este es el motivo por el cual vemos que en todos los paises avanzados, la educación tiende a diversificarse cada vez más y a especializarse; y esta especailizacion empieza cada día más pronto.

Por otra parte, no existe pueblo alguno donde no haya un cierto número de ideas, de sentimienbtos y de prácticas que la educación deba inculcar indistinatmente a todos los niños, independientemente de la categoría social a la que pertenezcan éstos.

Toda sociedad, tomada en un momento determinado de su desarrollo, dispone de un sistema educacional que se impone a los individuos con una fuerza por lo general irresistible, por lo tanto, existe en cada momento del tiempo un tipo de regulador educacional del que no podemos apartarnos sin topar con fuertes resistencias que contienen las veleidades de disidencias. Todo el pasado de la humanidad ha contribuido a edificar ese conjunto de reglas que dirigen la educación de hoy en día, toda nuestra historia ha dejado sus huellas.

En otras palabras, en toda sociedad se labra un cierto ideal del hombre, de lo que debe ser éste tanto al punto de vista intelectual como físico y moral; es ese ideal, a la vez único y diverso, el que representa el polo de la educación. La sociedad no puede subsistir más que si existe entre sus miebmros una homogeneidad suficiente: la educacion perpetúa y refuerza dicha homogeneidad, sin embargo por otra parte, sin una cierta diversidad toda cooperación resultaria imposible: la educación tambien asegura la persistencia de dicha diversidad necesaria, diversificandose por sí mismo y especializándose.

En tanto que se muestra a la sociedad modelando, según sus necesidades, a los individuos, podía parecer que éstos se veían sometidos por ese hacho a una tiranía insoportable. No obstante, en realidad, ellos mismos están interesados en esa sumisión; pues, el ser nuevo que la acción colectiva, a través de la educación, crea de esta suerte en cada uno de nosotros, constituye lo que de mejor se puede encontrar en cada individuo, lo que de puramente humano hay en nuestro interior.

E. Durkheim. Eduacación y sociología. La educación su naturaleza y su papel. pp 43 – 60

Deja un comentario